¡Detengan a ese intruso! ðŸ˜±

Abro mis ojos y puedo sentir su presencia. Sé que está aquí conmigo, aunque no pueda verlo. Pero, eso sí, puedo oírlo. Primero comienza como un susurro, luego poco a poco sus comentarios y críticas pueden transformarse en un grito ensordecedor. Algunas veces pienso que todos pueden oírlo, cuando en realidad, solo yo lo hago. Otras veces siento un escalofrío que recorre todo mi cuerpo. Cada vez que quiero aprender algo nuevo o estoy a punto de dar un paso hacia lo desconocido, aparece sin invitación. ¿Quién es aquel intruso confianzudo que ha entrado así a mi vida? Pues, es un viejo conocido. El miedo.

Para entender un poco más sobre esta incómoda palabra, recurrí al diccionario de la Real Academia Española y pude encontrar las siguientes acepciones:

Miedo: (1) Angustia por un riesgo o daño real o imaginario. (2) Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

Justo en el momento en que voy a tomar una decisión es que suele aparecer esa angustia por un resultado incierto y cuyo origen muchas veces se encuentra fuera de mi círculo de influencia. ¿Y miedo a qué exactamente? 🤔 Ufff… ¿Tienes tiempo? ⌚️ La lista puede ser larga: miedo a equivocarme, miedo al qué dirán, miedo a ser juzgada, miedo a no ser aceptada, miedo a que piensen que soy un fraude y un gran etcétera. El problema surge cuando estos miedos toman el timón de tu vida, y comienzas a postergar tanto una decisión, que llega a paralizarte.  

Por otra parte, recordaba que el perfeccionismo es solo miedo disfrazado, como bien expuso Elizabeth Gilbert en su libro “Libera tu magia” Así que, por favor, eviten decir que el perfeccionismo es una virtud cuando vayan a una entrevista de trabajo 😉 Para más detalles sobre cómo vivir una vida creativa, te invito a leer mi post Creatividad vs Miedo: ¿quién ganará? 

Este fin de semana estuve siguiendo una clase online en Creative Live llamada Designing a healthy lifestyle (“Diseñando un estilo de vida saludable”) Pensaba en todos los intentos fallidos que he tenido por mantener hábitos saludables como practicar yoga o alimentarme saludablemente. Fue entonces que sentí una emoción de vibración muy baja: la vergüenza. Vergüenza por fallar. Vergüenza por no poder practicar constantemente lo que predico por aquí. Vergüenza por no poder bajar de peso ☹️

Pero, conforme fui avanzando en el curso entendí que para consolidar estos hábitos saludables debemos de dar pasos muy -pero muy- pequeños primero y ademas tienen que estar atados a algún proceso o tarea que ya hagamos actualmente. A estos mini hábitos se les llama baby steps. Siempre apoyados por herramientas como el Mindfulness y la autocompasión. Por ejemplo, cada mañana al despertar puedo pararme y estirar el mat de yoga. Eso será suficiente al principio. Poco a poco cuando esa mini tarea esté dominada, podemos dar el siguiente paso. Tal vez hacer unas respiraciones en la postura del niño. Más adelante, un saludo al sol. Y así sucesivamente.

A continuación te comparto mis cinco consejos para motivarte, si te encuentras con miedo de probar algo nuevo:

  1. Intenta volver al momento presente, especialmente si tienes que tomar una decisión. Como escuché alguna vez en una clase de meditación: “El pasado ya pasó. El futuro aún no existe.” Así que no nos estresemos tanto por ello. Da un par de respiraciones profundas y si tienes tiempo disponible, busca un lugar tranquilo para meditar. Te recomiendo una meditación body scan. En este link encontrarás un video que puedes practicar incluso echado en tu cama.
  2. No seas dura contigo misma. No eres ninguna de las emociones que estás sintiendo en este momento. Somos cíclicos, así que esto también pasará. Puedes escribir lo que sientes y eso aliviará tu carga.
  3. Practica la autocompasión y con ello no me refiero a sentir pena, mas bien es como si le dieras un consejo a un buen amigo. Así que trátate con amabilidad y cariño.
  4. Pon en práctica algún ritual de autocuidado. Estoy segura que te dará energía y ánimo para seguir adelante.
  5. “Comienza antes de estar lista.” Esa es una frase de la coach Marie Forleo que me encanta y me motiva. No esperes tener todo listo y perfecto antes de empezar un proyecto. Haz tu mejor esfuerzo. Suelta el perfeccionismo y confía.

¿Te animas a poner estos consejos en práctica? ¿Tienes alguna sugerencia? Por favor compártela en los comentarios.

¡Qué tengas buena semana!

Un abrazo virtual,

Piliri

“El momento que da más miedo es siempre justo antes de empezar.”

Stephen King

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: