Gritando a trav√©s de la escritura ūüėĪ

Esta fue una semana de aquellas. ¬ŅDe aquellas? S√≠,¬†de aquellas en las que las cosas no salieron como lo esperaba¬†ūüė•¬†De aquellas en las que tengo miles de pensamientos dando vueltas por mi mente, a toda velocidad, como si formaran un torbellino. De aquellas¬†en las que mi piel se torna de color verde intenso. Si no lo has hecho a√ļn, te invito a leer mi post Hulk vino a visitarme¬†donde cuento c√≥mo siento en mi cuerpo el mal humor, y como el Mindfulness nos puede ayudar a recobrar la calma en esas ocasiones.

Sin embargo, esta vez decid√≠ no seguir mis propios consejos. Al menos, no inmediatamente. Con el costo de estar en contacto cercano con mi s√≠ndrome del impostor, decid√≠ probar quedarme varios d√≠as con esta sensaci√≥n inc√≥moda en el pecho. Sin examinar ni tratar. Fue algo as√≠ como¬†invitar al malestar a tomar una tacita de caf√©¬†a mi casa y sin horario de salida, misma do√Īa Florinda al profesor Jirafales y ver qu√© pod√≠a pasar¬†(si quieres re√≠rte un ratito, aqu√≠ te dejo un link a un episodio del Chavo del Ocho, donde el invitado -inesperadamente- termina siendo Don Ram√≥n ūü§£) Esto funcionar√≠a como un experimento.¬†

Viendo las cosas en retrospectiva, pienso que comenc√© a transitar r√°pidamente por las conocidas¬†cinco etapas del duelo¬†de Elisabeth K√ľbler-Ross, las que no ocurren necesariamente¬† en este orden: negaci√≥n, ira, negociaci√≥n, depresi√≥n y aceptaci√≥n. Si tomamos en cuenta que los grandes¬†cambios en nuestras vidas tambi√©n pueden ser considerados como una especie de muerte, tomarnos un tiempo para sentir nuestro duelo suena razonable y muchas veces no lo hacemos. Solo nos conformamos con ponernos una curita imaginaria para tapar la herida y seguir adelante. Esta curita puede tomar la forma de trabajar hasta altas horas de la noche,¬†una marat√≥n de Netflix, comida y/o licor en exceso, entre otras salidas.¬†

Esta semana ten√≠a planeado publicar un post sobre h√°bitos saludables, pero eso puede esperar para otra semana ūüėČ Hab√≠a estado tan sumida en mi rabia, dolor y frustraci√≥n que las palabras no iban a fluir para poder transmitir mi mensaje adecuadamente.¬†Al conversar de este tema con mi esposo, √©l¬†me hizo conectar con algo que hab√≠a ignorado durante estos d√≠as: la gratitud. El solo hecho de poder respirar es un motivo s√ļper poderoso para estar agradecido. Tener qu√© comer cada d√≠a y una cama donde dormir. Poder abrazar a nuestros seres queridos, leer uno o m√°s libros que nos encanten o hasta tener acceso a HBO y ver una marat√≥n de Game of Thrones. Podemos agradecer desde lo m√°s peque√Īo hasta lo m√°s trascendente para nosotros. Escribir una lista de estas cosas al final de cada d√≠a nos llena el coraz√≥n y nos energiza para superar cualquier obst√°culo.¬†¬°Qu√© paso tan importante es poder transformar esas emociones inc√≥modas en gratitud!

Por otra parte, necesitaba un empujoncito para conectar con la creatividad y comenzar a escribir este post.¬†Para ello,¬†recurr√≠¬†a los Or√°culos del Arte. ¬ŅQu√© es eso? ūü§Ē¬†Pues, no es la esot√©rica baraja espa√Īola¬†con los cl√°sicos oros, bastos, espadas o copas. En su lugar, encontrar√°s im√°genes de Leonardo Da Vinci, Miguel Angel, Van Gogh, entre otros representantes del mundo del arte. Eleg√≠ una carta al azar y me toc√≥ la de¬†Edvard Munch. Una de las recomendaciones de la carta dec√≠a “Grita en un lienzo, no en una almohada”.¬†Me dio curiosidad e investigu√© m√°s sobre √©l en la fuente del saber:¬†Wikipedia.¬†Este pintor noruego exploraba emociones como la soledad y la angustia y las expresaba en sus obras. La m√°s conocida de ellas se llama¬†“El grito”. Si utilizas este conocido¬†emoji¬†ūüėĪ podr√°s reconocerla.¬†Munch cuenta que una vez saliendo con unos amigos, de pronto lo embarg√≥ la tristeza y pudo o√≠r un grito interminable de fondo. Todo lo que vivi√≥ y sinti√≥ lo plasm√≥ en su pintura.¬†El resto es historia.

Ahora que han pasado algunos días y con el apoyo de mi práctica de meditación e introspección, ya puedo ver el aprendizaje con más claridad y me siento lista volcar todas mis emociones a través de la escritura.

¬°Que tengas una buena semana!

Un abrazo virtual,

Piliri

“La naturaleza no es solo aquello que es visible a los ojos… incluye las im√°genes internas del alma.”

Edvard Munch

 

 

Un comentario sobre “Gritando a trav√©s de la escritura ūüėĪ

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: