Waze, llévame a mi propósito. Recalculando la ruta…

Desde hace varias semanas, la palabra propósito ha venido apareciendo en mi vida a través de diversas formas: artículos, videos e incluso libros. Antes no solía creer mucho en las señales, pero esta vez decidí “bajar el volumen” a mi alrededor para poder escuchar con claridad, lo que tenía que decir mi voz interior o intuición.  En este post te comparto dos libros que he encontrado en mi búsqueda personal de propósito.

La palabra de origen japonés ikigai significa razón de vida y es aplicable tanto a temas cotidianos como a grandes objetivos personales. Ken Mogi, en su libro “Ikigai esencial”, nos sumerge en los principales aspectos de la cultura japonesa: el sushi, los cuencos estrellados, la ceremonia del té, el budismo y la meditación, las luchas de sumo, el manga, entre otros. A través de diversos ejemplos, como los antes mencionados, el autor nos presenta a los cinco pilares del ikigai:

  1. Empezar con humildad.
  2. Renunciar al ego.
  3. Armonía y sostenibilidad.
  4. El placer de los detalles.
  5. Ser consciente del momento presente, del aquí y el ahora.

Quiero resaltar la capacidad de adaptación y resiliencia que ha demostrado claramente el pueblo japonés a través de los años. Desastres naturales como erupciones volcánicas, terremotos y tsunamis los ha puesto en constante prueba y aún así el ikigai ha salido victorioso y ha perdurado a través del tiempo. Por otra parte, el ikigai es conocido también como la razón para levantarse cada mañana y eso no necesariamente se traduce en éxito profesional, pero sí en disfrutar del placer de llevar a cabo dicha actividad en la vida cotidiana.

Julio Bevione es un conferencista y escritor argentino de temas espirituales. En su libro “¡Activa tu GPS!” nos habla sobre cómo podemos escuchar al alma o “GPS interior” para poder tomar las decisiones que nos lleven a encontrar nuestro propósito de vida. La buena noticia es que si estuviésemos tomando el camino “equivocado”, probablemente se presente una sensación en nuestro cuerpo que nos alertará. Para poder detectarla, debemos estar más conscientes y presentes. Es así que después de cada capítulo, tenemos una serie de ejercicios sencillos de meditación y reflexión para poder conectar con este GPS. ¡Ojo! También existe la opción de reiniciar el GPS a través de la respiración para luego recalcular la ruta y retornar al camino que nos lleve a la plenitud.

Mi búsqueda de la felicidad inicialmente no fue dirigida por mi “GPS interior”. Por esa razón, tomé algunas rutas que me llevaron por algunos paisajes simpáticos, pero que no sentía que eran mi destino. Otras veces, me alejé mucho y aparecí por unas zonas que me daban miedo. Incluso di vueltas en círculo en más de una ocasión. La meditación me ayudó a ganar mayor claridad mental y siento que hoy estoy conectando más con mi intuición. He retomado la meditación con Calm, así que ya activé mi GPS y he recalculado mi ruta.

En este nuevo camino siento que compartir mis aprendizajes y experiencias a través de este blog es mi ikigai. Quiero aprovechar y contarte que este es mi post número 22 🎉🎊 y agradezco infinitamente los lindos comentarios, los likes y los ❤️s recibidos en mis cuentas de Facebook e Instagram, respectivamente.

Y tú, ¿ya sabes cuál es tu ikigai? 😉

Un abrazo virtual,

Piliri

P.D. Quiero agradecer a mi esposo por ayudarme con el diseño de la imagen de este post, así como por su constante apoyo 😍

“El impulso del alma es más fuerte que cualquier resistencia.”

Julio Bevione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: