Autoayuda para la vida diaria

Ese cruel momento en que te das cuenta de que tu dedito pulgar se quedó atorado en la puerta del taxi que acabas de salir. ¡Ouch! Y a pesar de que tamaña tortura tan sólo duró escasos segundos, tu dedo ya comenzó a cambiar al color del año 2018 según Pantone®: ultra violeta. Mientras intentaba calmar el intenso dolor que sentía, lloraba amargamente y miraba cómo se iba transformando mi pulgar bajo el chorro de agua fría. Por mi mente surcaban miles de pensamientos a toda velocidad, tales como: “No vas a poder escribir a mano y hoy tienes tu última clase de escritura”, “No vas a poder cumplir con todos tus pendientes para la semana”, “No vas a poder escribir el blog” y sobre todo “No vas a poder ir al Yogi Training que tienes este fin de semana” 😱

Son estos pequeños accidentes los que pueden cambiar inmediatamente tu estado de ánimo. Sin embargo, recordé que el Mindfulness hoy forma parte de mi caja de herramientas. Cuando estás presente puedes elegir cómo pensar y en ese momento sentía que tenía dos opciones: (1) Ponerme en modo “víctima”: culparme duramente por mi descuido y mandar a mis planes al rincón del olvido. (2) “Estar dispuesta a ver la perfección en la situación” – como dicen en el Perdón Radical.

Pues, ¿qué hice entonces? Fui a mi clase de Escritura Terapéutica en Machucabotones y logré escribir -aunque con cierta dificultad- letras medianamente legibles que en conjunto componían un relato. Además compartí junto con mis compañeras distintas experiencias sanadoras y nos dimos calurosos abrazos de despedida. ¡Quien diría! ¡Lo disfruté mucho!

A continuación fui a la clínica y conecté con la gratitud porque me atendieron rápidamente y las placas indicaron que felizmente no habían huesos rotos. El traumatólogo me daría dos días de descanso junto con pastillas para combatir el dolor y la inflamación. Tras avisar en mi trabajo, decidí poner una pausa y literalmente descansar. ¡Qué difícil es parar a veces! Puede llegar a ser todo un reto en este mundo multitasking. Me concentré en seguir las recomendaciones de Fisioterapia TMO y me apliqué hielo religiosamente cada hora y media.

Respecto del Yogi Training, ¿qué hacer? 🤔 Este es un entrenamiento de treinta horas, organizado por los simpáticos Cathe y Franco, donde trataríamos temas como Yoga, meditación y alimentación según el Ayurveda. Aunque he practicado distintos estilos de Yoga durante los últimos años, esto ha sido de manera intermitente. Por esa razón, este programa me pareció que era la forma de reconectar con ese hábito que sé que me genera tanto bienestar. Decidí soltar el resultado. Avisé a los organizadores lo que me había pasado y tras evaluar qué posturas podría realizar, decidí que podría ir y pasarlo lo mejor posible. El sábado por la mañana amanecí con mi dedo significativamente desinflamado y disfruté de las clases. En un futuro post, les compartiré mis aprendizajes de este lindo programa. Aprovecho en agradecer a Cathe y Franco por todo el amor y cuidado que le ponen a todo lo que hacen.

Pensaba también en que desde hace varios años vengo comprando distintos tipos de libros de autoayuda, los cuales ocupan varias repisas en mi librero. Antes de iniciar mi proceso búsqueda de la felicidad, un porcentaje mayoritario de dichos libros solo los había leído parcialmente, seguido de los que no había llegado a sacar de su empaque. Un porcentaje minoritario eran aquellos que sí lograba terminar de leer, pero que no lograba aplicar sus enseñanzas en mi vida diaria. Hoy puedo decir que estoy comenzando a aplicar -de manera consciente- lo que he leído y aprendido respecto de Mindfulness, Yoga, Gratitud, Perdón radical, entre otras transformadoras técnicas.

Te invito a tomar una pausa y reflexionar sobre lo que estas haciendo en este momento. ¿Cómo te sientes física y mentalmente? ¿Te está generando bienestar? Recuerda que siempre tienes la opción de elegir cómo pensar.

¡Qué tengas una linda semana!

Un abrazo virtual,

Piliri

P.D. ¿Y el blog? ¿Acaso no salía todos los domingos por la mañana? Me costó muchísimo, pero solté mi perfeccionismo. Como comprenderán, no me dio tiempo de escribirlo con la calidad que ustedes -mis lectores- se merecían. Por esa razón, salió el lunes.

“Aquel que de verdad desea conocer el Yoga, va más allá de las palabras de los libros.”

Bhagavad Gita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: